martes, 4 de enero de 2011

Tres meses de cuentos peregrinos

Exactamente tres meses han pasado desde que llegué a esta tierra. Hemos cambiado calendario y agenda y me sorprende comprobar cómo los planes muchas veces son tan volátiles, tan cambiantes y el futuro es tan inescrutable. Echando la vista atrás una medida de tiempo tan cíclica y humana como es un año, en el preciso momento de tomar la última uva al marcar de la última de las campanadas que ponían fin a 2009 y abrían las puertas de 2010, no podría ni siquiera haber imaginado que un año después habría estado alzando una copa de champán en Medellín, República de Colombia; rodeado de personas con las que la vida no me había hecho coincidir, hasta tres meses atrás. Inigualables personas con las que compartir doce meses de cuentos peregrinos.

¡Feliz 2011! ¡Que todos vuestros planes se cumplan; o mejor, que no se cumplan!

Nochevieja en la discoteca Mango's Medellín

«La meta es partir.» — Giuseppe Ungaretti.

3 comentarios:

salome dijo...

Álvaro, con cada entrada te superas a ti mismo. Sigue así ;-)

Álvaro Jiménez Arques dijo...

¡Gracias Salomé! En breve sale la segunda y última parte de Cartagena, jejeje.

Chema dijo...

Feliz año nuevo Chentecillo!!! Todos por aqui esperamos que disfrutes muchisimo de este año que tienes por delante y de la experiencia, que seguro tiene que ser digna de contar. Cuidate mucho!!! Un abrazo amigo!!!